01-Chairman-960x1280

CARTA DEL PRESIDENTE

De 2020 siempre recordaremos los retos personales y profesionales que nos planteó, pero también recordaremos la solidaridad, la determinación, la resiliencia y la valentía de muchos.
La emergencia sanitaria ha cambiado el mundo y, en consecuencia, también ha cambiado las empresas y la forma en que enfocan su negocio. La emergencia Covid-19 y los confinamientos en las distintas áreas geográficas durante el primer semestre de este año tuvieron impactos significativos en el negocio del Grupo, tanto en términos de contracción de ingresos como de márgenes.
El sector en el que operamos se ha visto obligado a replantearse tiempos y prioridades. Ha sido un ejercicio necesario y útil: para Salvatore Ferragamo esto ha significado fortalecer aún más la conciencia de tener que reiniciar colocando la sostenibilidad en el centro de nuestra estrategia.
Hemos reconsiderado la forma de trabajar, dando prioridad a la salud de nuestro personal y esforzándonos para garantizar que todos puedan trabajar con seguridad. La tecnología nos ha permitido seguir reuniéndonos, y los equipos de Ferrragamo han mostrado una gran dedicación y disponibilidad. Agradezco a nuestra gente la pasión y el sentido de pertenencia a la marca que han demostrado, incluso en los momentos más difíciles.
Ante la emergencia sanitaria que nos ha golpeado, hemos actuado para apoyar asociaciones y entidades sanitarias en la lucha contra la pandemia. Entre otros proyectos, hemos apoyado a la Cruz Roja Italiana en la renovación del Hospital Fraticini de Florencia, y hemos ayudado a la Región Toscana con la donación de 50.000 unidades de desinfectante de manos y comprometiéndonos a fabricar y donar más de 100.000 mascarillas a través de nuestros trabajadores.
Sin embargo, la pandemia no nos ha distraído de nuestros compromisos.
Continuamos la colaboración con la Fundación Meyer apoyando la actividad de cribado neonatal y el plan de ampliación del Hospital Pediátrico de Florencia. En un momento histórico tan particular y difícil, queríamos apoyar a los más jóvenes y a la investigación, fundamental para un nuevo comienzo.
Durante 2020, en cumplimiento de los compromisos del Fashion Pact, fuimos la primera empresa italiana del lujo en establecer objetivos basados en la ciencia para reducir nuestras emisiones directas e indirectas de CO2 en un 42% para 2029. Este compromiso nos enorgullece: agradezco sinceramente a todos los equipos que colaboraron en la definición de los objetivos y que se dedican día a día a conseguirlos.
Nuestra historia nos ha enseñado que en los momentos difíciles podemos encontrar soluciones en la creatividad y la innovación: esta visión nos ha acompañado un año más y nos ha guiado en el descubrimiento de materiales alternativos, regenerados y circulares para nuestras colecciones. Desde la seda orgánica hasta los hilos de nailon regenerados, desde la cachemira reciclada postconsumo hasta el cuero certificado, estamos combinando la creatividad y la experimentación con el mismo entusiasmo que caracterizó el trabajo de mi padre.
La experiencia de nuestra cadena de suministro, formada por artesanos excepcionales, nos ha permitido seguir ofreciendo a nuestros clientes productos en los que la calidad del Made in Italy, la belleza y la comodidad encuentran su máxima expresión. Y es precisamente a partir de nuestros productos que queremos empezar de nuevo.
Antes del estallido de la pandemia, nuestra empresa estaba trabajando para consolidar su posicionamiento, invirtiendo para fortalecer su presencia digital, optimizar las tiendas físicas y comunicar de forma coherente con los valores que siempre nos han definido. La pandemia ha reforzado nuestra visión, y seguimos en este camino centrándonos en la estrategia a largo plazo: estamos convencidos de que la clave de la recuperación está en seguir creyendo en las ideas, el compromiso y la creatividad, sin olvidar nunca nuestra historia y nuestro patrimonio.
La principal lección que hemos aprendido es el poder de la colaboración, que nos permite crecer e innovar, encontrando siempre respuestas positivas al cambio.

Ferruccio Ferragamo, Presidente